Invocación a Patañjali

Esta es la oración con la que se inicia cada práctica. Recitarlo es traer el sentimiento devocional a la práctica, es recordar para qué es la práctica de yoga y de quién emanó este conocimiento.

Para facilitar su lectura al español, una alumna de la escuela ha transcrito los sonidos, de modo que a todos se nos haga fácil asu lectura. El primer texto es el fraseo original, mientras que en paréntesis  es para la pronunciación. Adicionalmente les dejamos el siguiente enlace para que puedan escuchar la invocación del propio BKS Iyengar.

Yogena cittasya padena vācāṁ   (Ioguena chittasia padena vaachaam)
malaṁ  śarīrasya ca vaidyakena (malam shariirasia cha vaidiaquena)
yopākarottaṁ  pravaraṁ munīnāṁ (iopaakarotam pravaram muniinaam)
patañjaliṁ  prāñjalirānato’smi (patañyalim praañyaliraana tooosmi)
ābāhu puruşākāraṁ (aabaaju purushaakaaram)
śaṅkha cakrāsi dhāriṇaṁ (shanka chakraasi djaarinam)
sahasra śirasaṁśvetaṁ (sajasra shirasam shvetam)
praṇāmami patañjaliṁ (pranaamami patañyalim)
Harī Oṁ (Ari Om)   /—/

 Traducción

Saludemos con una reverencia al más noble de los sabios, quien dió el yoga para la tranquilidad de la mente, la gramática para la claridad y pureza del hablar y la medicina para la perfección y la salud. Postremonos frente a Patanjali, encarnación de Adisesa, que en su parte superior es humana, sus brazos portan una concha y un disco y que es coronado por una cobra de mil cabezas.